Prácticas sexuales curiosas del ayer y hoy

Cosas que podemos considerar “raras” en el presente, en el pasado (no  tan remoto) eran súper normales. Para muestra, un botón! 

Por Jessica Ramos V.

Si piensas que las prácticas sexuales extrañas se dan más ahora que en el pasado, estás completamente equivocado. En realidad se han dado desde que el mundo es mundo. Es por esto que acá recompilamos algunas curiosidades.

Un viaje al pasado….

Voyerista profesional: El emperador  romano Tiberio  estuvo al mando entre los años 4 y 37. Él tenía una obsesión más bien voyerista, ya que hizo construir un sitio especial para que jóvenes tuvieran sexo frente a él.

Besos como alcoholemia: En la época de los griegos y los romanos, los besos entre hombres y mujeres era considerado como algo de mal gusto, salvo cuando el hombre volvía a casa ¿por qué? Porque se estilaba que él besara a su mujer para que ésta viera si tena o no aliento alcohólico. En todo caso, esta curiosa costumbre comenzó a desaparecer, cuando los hombres se dieron cuenta que si se lavaban los dientes con su orina, podían “pasar piola”.

Sexo anal para todos: Los grecoromanos no tenían ningún problema con el sexo anal, de hecho era una práctica muy normal y común entre hombres y mujeres para evitar embarazos. Ahora, había una cláusula por aquellas épocas que si se demostraba un adulterio, al afectado se le daba el derecho de sodomizar al culpable.

Mujeres con experiencia: Los Egipcios fueron una cultura bastante liberal para la época. Se estipulaba que tanto hombres como mujeres cuando estaba solteros, podían tener cuánto sexo quisieran. Incluso se fomentaba que ellas tuvieran mucha experiencia en esta materia.

Incestuosos: Tal como expusimos en el punto anterior, los egipcios fueron una cultura con muy pocos tabúes, de hecho, si bien el incesto, era pecado, no lo era cuando se trataba de la realeza, ya que los hombres para poder ascender a faraón debían casarse con su hermana o hermanastra.

Sexo post muerte: Los egipcios también pensaban que no sólo había vida después de la muerte, sino que sexo también. Y para que los difuntos siguieran gozando en su nueva vida, a los hombres les ataban penes falsos y a las mujeres pezones.

Lechugas milagrosas: Los griegos pensaban que las lechugas y las zanahorias eran vitales a la hora de tener actividad sexual, ya que actuaban como afrodisíacos, por lo que antes de cada encuentro, procuraban tener estos vegetales a la mano.

De vuelta al presente….

Una parafilia es definida como un patrón de comportamiento en el que el placer no se centra en el coito sino que en otra actividad que lo acompaña. Hay muchos tipos de parafilias: necrofilia, zoofilia, exhibicionismo, sadismo, masoquismo, etc.

Algunas de las parafilias más extrañas son:

Agrexofilia: Excitación que se producen al pensar que otros están escuchándote tener sexo.

Dendrofilia: Placer sexual por frotarse con árboles.

Olactofilia: Excitación por el olor de la transpiración, especialmente la proveniente de los genitales.

Picacismo: Introducir pedazos de alimentos en alguna cavidad del cuerpo con el fin de que la pareja los saque con la boca.

Gregomulcia: Excitación provocada por ser manoseado por un desconocido en medio de una multitud.

 

 

Jessica Ramos

Comentários Facebook