Materiales tóxicos que no debieran estar presentes en los juguetes sexuales

Es importante que siempre compremos estos productos en lugares establecidos que nos generen confianza y que nos entreguen una total transparencia respecto a su procedencia y fabricación.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Al momento de elegir un juguete sexual, no solo debiera importarnos cómo funciona y si es efectivo o no, sino que también de qué está hecho. El material del que está fabricado es vital, ya que como estos productos toman contacto directo con la piel íntima, si es que contiene componentes tóxicos, podrían poner en riesgo nuestra salud.

Por lo mismo, acá les compartimos algunos materiales que son nocivos y no debieran estar presentes en estos productos.

1-PVC: Aquellos juguetes que son de PVC contienen materiales tóxicos: ftalatos, estabilizantes de estaño y cadmio.

2-Ftlatos: Se trata de un componente que incluso ha sido calificado como cancerígeno. En un inicio, muchos juguetes sexuales fueron fabricados a partir de ftalatos, ya que le entrega flexibilidad al juguete, pero es totalmente tóxico.

3-Siliconado: No hay que confundir con “silicona”, ya que este es un componente muy resistente y saludable para la fabricación de juguetes sexuales, pero cuando se habla de siliconado, en realidad, se hace referencia a ftalatos y estabilizadores de estaño.

4-Plástico ABS: Es muy usado en la fabricación de artefactos eléctricos, pero no debe estar presente en juguetes sexuales, porque es tóxico.

Jessica Ramos

Comentários Facebook