Estas lesiones puedes provocarte por… ¡tener sexo!

No sólo los deportistas y atletas de alto rendimiento tienden a padecer de lesiones, sino que también los que aman el sexo. Acá te damos a conocer algunas lesiones de las que podrías sufrir por ser demasiado motivado.

Por Jessica Ramos V.

El sexo es una de las mejores y más maravillosas de las actividades humanas, pero… pero… también tiene sus riesgos como todo en la vida. Acá te damos a conocer algunas lesiones que podrías sufrir por tener mucho sexo.

Desgarro vaginal

Sí, la vagina se desgarra. Suena atroz, pero es muy común que pase pero también es muy fácil de evitar. El desgarro puede pasar porque la mujer no está lo suficientemente bien lubricada cuando llega el momento de la penetración. Así que una forma para que esto no te pase o no te vuelva a pasar  es que estés 100% lubricada.

Raspaduras por fricción

Sí, estas lesiones son muy frecuentes. De tanto moverte, puedes provocarte lesiones y raspaduras en las rodillas, en las piernas, en el trasero, en fin ¡donde sea! Si bien son molestas, no es nada del otro mundo y te recuperarás pronto. Hay una que es bien común y es cuando tienes sexo en el suelo y sobre una alfombra, de tanto friccionarte contra este material es posible que se te queme la piel. Ahora que sabes esto, como dato, puedes usar un jabón antibacterial para evitar cualquier posible infección.

El pene también se puede quebrar

¿Cómo?  ¿no lo sabías? Bueno, ahora estás al tanto y de hecho pasa como cualquier otra fractura de nuestro cuerpo: por un movimiento mal dado cuando está en estado de erección. Por ahí se cuenta que una de las principales razones de este tipo de lesión es por masturbarse demasiado brusco. Así que hombres, pónganle además de ganas, un poco de cariño al asunto. Ahora también se cuenta que la postura sexual que también podría generarte esta lesión es la de la vaquerita invertida, esa donde la mujer está montada sobre él pero dándole de espaldas.

Embolia gaseosa

Es posible que alguna vez hayas escuchado que, por nada del mundo, hay que soplar dentro de la vagina cuando se le está haciendo sexo oral a una mujer. ¿Y a quién se le podría ocurrir semejante idea? Bueno, nunca falta el creativo. Pero la verdad es que esto es muy peligroso ya que la burbujas de aire penetran el a circulación sanguínea provocando esta embolia gaseosa. Ojo que también pueda darse cuando se usan juguetes sexuales en la vagina.

Además, hay otra razón para NO SOPLAR, y esto  es que al hacerlo, todo los microbios de la boca van directamente a la uretra, lo que podría provocarle a una mujer, una horrible infección llamada CISTITIS.

Fisura anal

Sí, es lo que piensas y pasa cuando tienes sexo anal en exceso o demasiado brusco. Puede ser una herida que se sanará rápidamente o puede ser una lesión más profunda. Por eso, hay que recordar que uno debe ser cuidadoso cuando estamos teniendo sexo por esa zona.

Jessica Ramos

Comentários Facebook