Cómo realizar un masaje erótico en pareja

Aprender a hacer masajes eróticos a tu pareja puede ser clave para evitar que los encuentros sexuales sean monótonos y aburridos.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Siempre la gente habla de la importancia del juego previo para una relación sexual satisfactoria. Sin embargo, pocas veces sabemos a qué realmente se refieren y qué cosas podemos hacer. A veces la respuesta es más fácil de lo que creemos. Con un masaje sensual y realizado de la manera correcta podremos llevar al punto más alto de placer.

Un buen masaje debe durar todo el tiempo que quiera tu pareja, así que podría ser un masaje desde 2 minutos a horas. Al inicio de seguro cometerás errores pero con práctica lograrás crear el puente perfecto para la intimidad.

Comienza por elegir una música adecuada que cree un ambiente más íntimo y sensual y ponte manos a la obra. Baja la intensidad de la luz, buscando una temperatura agradable, poniendo una música sexy.

No olvides preparar el lugar lo bastante cómodo para que tu pareja se relaje, idealmente que se tienda en la cama sobre cojines. Utiliza mantas suaves y tibias.

Quítate las joyas  y cortarse las uñas, para evitar arañar a la pareja y sobre todo atiende las sensaciones del otro: varía la presión en función de sus reacciones. Lo puedes sentir en su respiración.

Calienta tus manos y escoge la zona por la que quieras comenzar tu masaje. No olvides que su piel debe estar bien aceitadas. Hay muchos productos especializados para masajes eróticos.

Deslizamiento de manos
Empieza con tus manos posicionadas paralelamente una de la otra y deslízalas en cada lado del cuerpo que vas  masajeando.
Repite el movimiento mínimo 6 veces. Empieza haciéndolo suave y al pasar los minutos aumenta la intensidad.

Presión
Empieza por apretar y poner presión. Termina deslizando tus manos a otra área del cuerpo y repite hasta que hayas presionado lo suficiente.

Recuerda que los masajes  pueden ser en cualquier parte del cuerpo: la cabeza, brazos, pechos, nalgas y donde deseen, el límite es sólo la  imaginación.

Jessica Ramos

Comentários Facebook