Claves para combatir la baja de deseo sexual

En ciertas ocasiones en la vida el deseo sexual baja. La apatía frente al sexo no sólo tiene que ver con el bajo interés por realizar el coito, sino también con el abandono de toda conducta sexual, como la masturbación, fantasías sexuales, entre otros.

Por Jessica Ramos Valenzuela 

Esta situación no siempre es grata, ya que la sexualidad es parte fundamental de las personas. En este caso, no hay que preocuparse tanto, sino más bien ocuparse del tema. Existen gestos y hábitos que nos pueden ayudar a estimular el deseo para gozar de una sexualidad plena.

Antes de comenzar a buscar soluciones, es bueno descartar alguna de estas situaciones:

  • Que no existan otros trastornos psicológicos que puedan estar provocando esa situación como la depresión.
  • Estar tomando fármacos o, en caso de que los tomes, asegúrate de que no son los causantes de esa inapetencia sexual.
  • Consumo de drogas.

También hay disfunciones como vaginísmo,  cuando la musculatura vaginal se contrae sin que la mujer lo desee e impide la penetración o dispareunia, dolor que siente con la penetración o cuando trata de conseguirla.

Evita la monotonía:
Este es uno de los elementos que más afectan a las parejas. En este caso hay que reinventarse y volver a alimentar el deseo sexual. No se trata de un cambio solo en el plano físico y sexual, sino que puede ser simplemente invitar a nuestra pareja a cenar o a compartir una experiencia novedosa. Buscar actividades o escenarios sexuales distintos.

Es importante dar importancia a las caricias, proponer nuevas posiciones, intentar realizar nuestras fantasías sexuales, recurrir a juguetes sexuales y en definitiva seducir y sorprender a nuestra pareja es fundamental para estimular el deseo sexual.

Acepta tu cuerpo y reduce tus exigencias
Si no aprendemos a aceptar nuestro propio cuerpo tal y como es, con sus virtudes y sus defectos, jamás conseguiremos disfrutar de una vida sexual plena. Las inseguridades son enemigas del deseo sexual, así que deshazte de ellas.

Si nada de esto resulta,  lo mejor es recurrir a un especialista, en la mayoría de los casos  la terapia sexual de pareja es la más adecuada (cuando ya se descartó la patología orgánica).

Jessica Ramos

Comentários Facebook