8 formas para encender la pasión femenina

Nunca se termina de aprender y en el sexo pasa lo mismo. Así que déjese de pensar que se las saben todas, abra los ojos y lea esta nota.

Por Jessica Ramos V.

Caballeros, el buen amante no sólo nace, sino que también se hace. Como está claro que nadie nace sabiendo y que en el camino uno va aprendiendo, acá te damos algunos consejos para dejar feliz a esa mujer especial. Pero más allá del tip práctico, lo vital es ¡ponerle color!

  • No sea fome: Sí, tal cual lo leyeron. Es re conocida la historia del hombre que después de unos meses o años se torna una lata en la cama, que el sexo se vuelve monótono y mecánico. Está bien, las culpas puede ser compartidas, pero si usted  está en esa situación – no se haga el leso, es casi imposible darse cuenta – asúmalo y propóngase volver a ser el potro de al principio, el ganoso, el creativo, el ganoso. Este es el primer paso para el éxito.
  • Escúchela: A veces ustedes los hombres están tan abortos con su propio placer que ni saben si lo que están haciendo o el modo en lo que lo están haciendo es o no satisfactorio para su pareja. No se requiere de ser un master en la cama para darse cuenta cuando la otra persona está aburrida o entusiasmada.
  • Hágale sexo oral: O por lo menos, inténtelo. La mayoría de las mujeres gozan de esta práctica sexual, bueno, y si no es así, no lo haga, pero si su mujer se lo pide, no sea mañoso y complázcala. Si no cuesta nada, además que tenga por seguro que el feedback será muy positivo, y usted será altamente recompensado.
  • No sea mojigato: Hay hombres que con el tiempo se ponen medios cartuchos. No le tenga miedo a proponer posturas nuevas o cosas nuevas, como puede ser, por ejemplo, la inclusión de juguetes o juegos eróticos. Los disfraces también son una buena opción para sacar afuera sin tapujos ese ser erótico que lleva dentro. Inténtelo.
  • No le tenga miedo al lubricante: A veces las mujeres necesitamos de una ayudita para la lubricación. Esto es algo crucial para sentir placer durante la penetración, ya que si no se está bien lubricada, el sexo es molesto, irritante y doloroso.
  • Bésela mucho y abrácela: Otra cosa que tiende a perderse con el paso del tiempo son los besos, los abrazos y las caricias, en resumen, el juego previo. Caballeros, no es llegar y meter, porque eso no tiene ninguna gracia y es fome. Extienda la excitación lo que más pueda, luego, lo agradecerá.
  • Ubique bien el clítoris: Este órgano femenino tiene una sola función: entregar placer. Aún cuando es tan importante, no todos los hombres saben a dónde se ubica. Busque, investigue, pregunte, explore y sea aventurero. Hay en el mercado estimuladores femeninos, vibradores que podrían ayudarlo en esta misión.
  • Cuide su aspecto: Al principio de una relación, todos los hombres andan afeitados y bien perfumados, con el tiempo, algo pasa que dejan de preocuparse de estos detalles, que son tan importantes para el sexo como todos los puntos señalados anteriormente. No mate la magia.

Jessica Ramos

Comentários Facebook